Translate

GRACIAS.- OS ESPERO EN MI NUEVO BLOG.-

Mi segunda novela "Héctor, el niño que supo decir "NO" ,Un nuevo libro de cuentos"Llueven sonrisas, ¿Vienes?y los poemarios "Los camaleones también lloran" y "Cálidos vientos" "Mundos de papel" ya en Amazon

Quedan abiertos Sonrisas de Camaleón, Los Cuentos de Noe , para los que queráis leer, son tantas las letras, los momentos y el sentir vertidos en estos casi 7 años en estos rincón.

Besos y sonrisas miles, Gracias sin sus lecturas no habrían existido mis letras.

Buscarme "Seresilencio"

Una muy larga novela será creo lo próximo que llegará durante este obligado descanso, entre momentos que obvio dolores, con calma y quietud.

martes, 31 de diciembre de 2013

EL ABORTO


En estos años en que la crisis nos ha llevado a la perdida de adquisición, de trabajo, de hogares, de derechos conseguidos con mucha lucha y sacrificio, otra polémica ha surgido y levanta las voces  de las mujeres de nuestro país y del extranjero.

 Llevamos tiempo  con muchos debates sobre esta cuestión  pero hay temas que no pueden decidirse y mucho menos legislarse por acuerdos o tendencias políticas.

El Derecho al Aborto es algo que no puede relegarse a ese plano. No se trata ni de política ni de religión. Es un hecho que debe estar legislado correctamente pero solo por algo tan fundamental como el derecho de una mujer a no morir durante o después de someterse a un aborto,  el acceso de todos a  su realización en un centro adecuado con las correctas medidas higiénico sanitarias, independientemente del motivo que haya llevado a tomar la decisión de interrumpir el embarazo.

En este país hemos retrocedido 20 tal vez 30 años en muchas cuestiones. No queremos cuestionarnos situaciones del pasado, el aborto siempre fue ilegal en España.

Ciertas personas podían viajar a otros países en los que sus leyes si lo permitían, pero solo aquello cuyos medios económicos les daban acceso de estos servicios. Entonces, ¿Para quién son las leyes? Siempre para los mismos, Los menos favorecidos.

Una mujer jamás pudo decidir ni sobre su cuerpo ni sobre la vida que llevaba en su interior. No importaba si era por una violación o  por una enfermedad de la madre o del feto.

En los años 70 y 80 surgieron muchos defensores del aborto con muchas promesas que  no fueron cumplidas.

Durante el año 1975 dicen que se elevo la cifra a 15.000 abortos clandestinos dentro y fuera de España,  En 1976 se habla de 3.000 mujeres españolas fallecidas por la realización de estos abortos, también se habla de que todas estas cifras son falsas, inventadas por los propagandistas abortistas.

No importan realmente las cifras, abortos siempre los hubo dentro y fuera del país, encubiertos por la misma sociedad que los prohibía.

Después la Constitución Española de manera ambigua seguía dando protección al feto, sin entrar en profundidad en su situación. “Todos tienen derecho a la vida…”. En total controversia con la Declaración de Derechos Humanos y los Derechos del niño”: “Derecho a la vida, a la libertad, a la seguridad” Y “Derecho a  desarrollarse adecuadamente con salud y los cuidados necesarios tanto a la madre como al niño”.

Es en el año 1983 cuando se despenaliza el aborto en tres supuestos, es un gran paso, aunque no el decisivo.

Pero en el año 1985 José María Ruiz Gallardón, padre del actual Ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón,  llevo al tribunal constitucional esta ley. Por suerte, el Tribunal Constitucional, declaro “Es constitucional despenalizar el aborto en España”.

El balance realmente importante es que la ley del aborto ha permitido que la mortalidad sea cero y las complicaciones casi nulas.

No dicen lo mismo las cifras de hace 20 años, cuando las mujeres morían sin ser atendidas por profesionales, cuando los fetos con problemas serios acababan muriendo o  viviendo en la mayor desolación posible por falta de medios económicos, de tratamientos especializados.

Nadie más que una madre debe decidir si quiere que su hijo con problemas médicos vea la luz del día, solo ella puede,  puesto que va a ser quien le va a criar,  intentar aliviar sus penas, sus dolores, sus problemas en la medida de lo posible, sea la persona que tome las riendas de su vida y por tanto decida si es mejor para ambos interrumpir el desarrollo de esa vida.

Una madre no es una persona desalmada, una madre es aquella que da todo por su hijo, hasta la vida si es necesario, pero no nos equivoquemos, no innecesariamente. 

Pero nuevamente no debemos dejarnos llevar por los roles asignados, por ser mujer, no tenemos que ser madres,  una mujer debe tomar esa decisión, hoy día las medidas anticoncepción son lo suficientemente adecuadas pero no siempre efectivas, a veces fallan, e incluso en muchos lugares del mundo no llegan a todas las mujeres.

En algunos puntos de nuestro planeta ser mujer lleva consigo el hecho de poder ser tarde temprano ultrajadas, forzadas a vender su cuerpo por un plato de comida, o un lugar donde dormir.  Ellas tienen la obligación de tener ese hijo no deseado, mueren la mayoría de las veces al dar a luz, por la falta de medios o por su temprana edad.

Los niños nacen muertos, con problemas de malnutrición, graves enfermedades y en ocasiones son raptados o vendidos. ¿Es justo eso para la madre, para el hijo?

Aun así, aunque haya anticonceptivos, llegue la sanidad pública, aunque se despenalice el aborto, realmente no estamos tomando una decisión, nos permiten,  siempre y cuando una tercera persona, un  médico especialista así lo recomiende.

Corría el año 2012 y como dice un refrán “El mundo es un pañuelo”, Y “de casualidades esta el mundo lleno”: El Ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón se compromete a adecuar la ley del aborto al Tribunal Constitucional.

Faltan unas horas para terminar el año 2013 y en Irlanda entra en vigor mañana una ley también bastante restrictiva, pero por lo menos despenaliza el  aborto. Sin embargo en España  la nueva ley promete poco, muchos problemas para las mujeres que decidan poner fin a su gestación.

Con la nueva reforma la mujer no podrá decidir por que realmente es una víctima y además, a excepción de dos supuestos,  vuelve a ser un delito que será juzgado por el código penal.

El que se deniegue la libertad de elegir si quieres que tu hijo con graves malformaciones venga a este mundo a sufrir  es una imposición para una sociedad que en los momentos actuales que vivimos de crisis en que se están reduciendo las prestaciones sociales, que se ha eliminado casi totalmente la ayuda domiciliaria a los enfermos, que tenemos que pagar los medicamentos, que trabajos y hogares se han perdido, no debe aceptar. Estamos hablando de una carga económica para la familia y para el estado.  

Son muchos los sectores que están en contra de la nueva reforma, de todas las ideologías, médicos especialistas. Hay numerosos informes al respecto y por supuesto una sociedad que no debería estar dispuesta a permitir atrocidades de ese tipo.

María José Luque Fernández.

Poemario "Sueños de Hoy" a la venta en Amazon. Donde volver a ser pequeños

Poemario.- Añoranza.....