Translate

GRACIAS.- OS ESPERO EN MI NUEVO BLOG.-

Mi segunda novela "Héctor, el niño que supo decir "NO" ,Un nuevo libro de cuentos"Llueven sonrisas, ¿Vienes?y los poemarios "Los camaleones también lloran" y "Cálidos vientos" "Mundos de papel" ya en Amazon

Quedan abiertos Sonrisas de Camaleón, Los Cuentos de Noe , para los que queráis leer, son tantas las letras, los momentos y el sentir vertidos en estos casi 7 años en estos rincón.

Besos y sonrisas miles, Gracias sin sus lecturas no habrían existido mis letras.

Buscarme "Seresilencio"

Una muy larga novela será creo lo próximo que llegará durante este obligado descanso, entre momentos que obvio dolores, con calma y quietud.

domingo, 26 de mayo de 2013

Recuerdos de Antaño


Enciendo la televisión, "Empeño a lo grande", cambio de canal, "El Jefe", después  "Car2", buena programación para la tarde del domingo. Al final apago la tele y pongo la radio, música de antes, actual, de cualquier género, que mejor opción.

Un diván junto al ventanal que da al jardín. Los trinos de los pajarillos, el olor a césped mojado después de la tormenta de esta linda tarde de mayo.

Un libro en el regazo, pero no electrónico, de papel, aunque no como los de antes, papel con tacto, con el olor a imprenta, a tinta, cosido a mano.

Dulce fragancia, el olor a canela con miel que desprende la vela  encendida que puse en la pequeña mesita que hay junto al zaguán.

El mejor acompañante mi perrita Blanca, que descansa a mi lado, con su cabecita en mi regazo cubierto con la fina manta de color malva que compre en el "Desván de la abuela", aquella tiendecita que tanto me gustaba del barrio antiguo de Barcelona. Cerro, la última vez que volví a mi viejo barrio, a mis rincones añorados, ya no estaba, un local sucio, rodeado de más locales cerrados.

Que pena, la crisis, dicen, se llevó mis recuerdos.

Aquella senda donde juntos nos divertíamos pedaleando, pasando las horas sin ton ni son, una carretera asfaltada que lleva hasta el puerto. Y aquel montículo de suave arena blanca rodeado de altos matorrales, con las mejores vistas sobre la playa desde el que vislumbramos el lindo atardecer sobre el mar, ahora una zona residencial, repleta de chalet con piscinas y pistas de pádel.

Progreso lo llaman.

Aquellos prados de cantos rodados, a los que llegábamos sin aliento, después de dejar abandonadas las bicis en un lateral del camino, ascendiendo a toda velocidad, para después de charlotear, reír, volver  sobre nuestros pasos atrás en un bucle de vueltas, rodando, sobre la hierba fresca, con algún ¡Ay! de aquellos cantos, con alguna que otra huella del paso de las vacas de nuestros vecinos.

Y  los perros que corrían a nuestro lado, al acercarnos a los cercados, el olor de las eras recién aradas. ¿Qué ha sido de ellas?

Que rico sabor el de las naranjas recién cogidas en el naranjo de la plaza, ahora una estatua de hierros retorcidos. Y las manzanas del boticario,  su casa y la  botica, ya ni existen, sus nietos la demolieron y construyeron un cómodo dúplex para poder venir en vacaciones a disfrutar de la tranquilidad del lugar.

¿Cual? ya no hay tampoco. Carreteras, coches mal aparcados que ocupan las aceras, las motos en un ir y venir frenético. La gente ya no saluda en la calle, ya ni los conoces.

Progreso, crisis, no se que será mejor, pero aquellos lindos recuerdos, mis hijos no los tendrán, no correrán en los prados, no saltaran sobre las eras recién aradas, no se bañarán en las calas solitarias con sus amigos, no podrán realizar excursiones en bicicleta por las sendas, no habrá  montículos  especiales desde los que contemplar atardeceres.

Educación,  no se encontraran con gente en la calle que les saluden sin más, que charlen, que se diviertan conversando con otras personas.

 ¿No?, Todo aquello se fue, ni tan siquiera sabemos si tendrán un futuro, sueños que poder realizar.


Sonrisas de Camaleón.


Poemario "Sueños de Hoy" a la venta en Amazon. Donde volver a ser pequeños

Poemario.- Añoranza.....