Translate

GRACIAS.- OS ESPERO EN MI NUEVO BLOG.-

Mi segunda novela "Héctor, el niño que supo decir "NO" ,Un nuevo libro de cuentos"Llueven sonrisas, ¿Vienes?y los poemarios "Los camaleones también lloran" y "Cálidos vientos" "Mundos de papel" ya en Amazon

Quedan abiertos Sonrisas de Camaleón, Los Cuentos de Noe , para los que queráis leer, son tantas las letras, los momentos y el sentir vertidos en estos casi 7 años en estos rincón.

Besos y sonrisas miles, Gracias sin sus lecturas no habrían existido mis letras.

Buscarme "Seresilencio"

Una muy larga novela será creo lo próximo que llegará durante este obligado descanso, entre momentos que obvio dolores, con calma y quietud.

domingo, 16 de febrero de 2014

El ser humano sin más....

Un día te levantas y te das cuenta de que has perdido todo aquello material que poseías e incluso algo inmaterial, intangible, incontable como el amor de tu pareja. 

En ese momento, hablas con un amigo, y le comentas sentirte igual que si una casa se hubiese derrumbado sobre ti, pero no es cierto, no puedes saber lo que se siente por algo que nunca has sentido, en este caso el derrumbe de una casa.

Tenemos la costumbre de comparar con cosas terrenales aquellos sentimientos, sensaciones que son tan abstractos que no sabemos como definir, como cuantificar, si bien es cierto que es muy difícil.

Cada día de nuestra vida hacemos cosas, a veces por costumbre, que ni tan siquiera deseamos. otras por pereza o por que no nos atrevemos, pasamos de puntillas por situaciones que tal vez están en nuestro destino, que sólo quizás fueran para nosotros.

Nunca podremos saber si hicimos o dejamos de hacerlo bien. Tomamos nuestra decisión, la mayoría de las veces sin pensarlo siquiera, como un flash sin más, llega y se va.


Erróneas, certeras, deseadas, indecisas, fustrantes, perfectas: un amplio abanico que se suceden en los segundos, minutos, horas, días, meses, años que vivimos y cuyo resultado en la balanza nunca sera posible.

Nos quedamos con aquello que nos alegra, nos llena, nos reconforta, intentamos ser el más importante en la empresa, el mejor estudiante en la universidad, el mejor ligón en la pandilla, el mejor amante, el mejor amigo, pero ¿Por qué?, ¿Para que?

Optamos por la negatividad cuando algo no sale como nuestra imperfecta mente tiene organizado. Cualquier suceso, por muy pequeño o insignificante que sea, nos puede arruinar el día, la vida.

Nosotros nos empeñamos en verlo así, no ha salido bien, nefasto.

No es cierto, no esta mal, no es un contratiempo, simplemente ha sucedido de otra manera diferente a como nuestra rutina nos tienen acostumbrados

No entendemos que esta actitud nos duerme, inhabilita nuestras neuronas, nos lleva a una tendencia tranquila, casi vaga, sin sobresaltos, sin necesidad de que nuestras neuronas se activen, se enlacen, se recarguen. 

Caemos en la necedad del ser humano, en la muerte súbita de su mente, de su cuerpo, dependiente de sus rutinas diarias, de aquellas situaciones de que nos hacemos a nosotros mismos dependientes.

MaríJose


Fotografía del blog http://filosofiacavernicolas.blogspot.com.es


Poemario "Sueños de Hoy" a la venta en Amazon. Donde volver a ser pequeños

Poemario.- Añoranza.....