Translate

GRACIAS.- OS ESPERO EN MI NUEVO BLOG.-

Mi segunda novela "Héctor, el niño que supo decir "NO" ,Un nuevo libro de cuentos"Llueven sonrisas, ¿Vienes?y los poemarios "Los camaleones también lloran" y "Cálidos vientos" "Mundos de papel" ya en Amazon

Quedan abiertos Sonrisas de Camaleón, Los Cuentos de Noe , para los que queráis leer, son tantas las letras, los momentos y el sentir vertidos en estos casi 7 años en estos rincón.

Besos y sonrisas miles, Gracias sin sus lecturas no habrían existido mis letras.

Buscarme "Seresilencio"

Una muy larga novela será creo lo próximo que llegará durante este obligado descanso, entre momentos que obvio dolores, con calma y quietud.

lunes, 28 de diciembre de 2015

Hoy mi tarde fue un poco rara, si.


Toda la tarde para mi sola, de vacaciones y sin nada que no sea una obligación que hacer, al menos de carácter prioritario, de esas que vamos dejando en el olvido, algunas.

Al salir de trabajar, cogí mi particular medio de transporte, mis pies y me dirigí al centro de mi ciudad, que por suerte unas veces, para desgracia otras, tengo cerca.


No me dí cuenta en la mañana de ser precavida y llevar mis bambas en la bolsa, bueno, esperemos no tener muchos estragos.

Con ganas y con una sonrisa, pasé delante del mini bosque, tuvé la tentación de entrar y perderme en él, pero no lo hice, hoy quería ciudad.

Mejor seré sincera, mi lavadora, esa amiga intima que sabe que talla de ropa usas y el tiempo que la tienes, empezó ya hace un tiempo a decirme que cambiará de ropa interior, así que, vamos allá.

Ja,ja,ja.... eso pensé yo cuando entré en la tienda, antes me compré unos vaqueros super cómodos, que mal suena, super...., chulos de esos que se adaptan a la silueta perfecta que no tengo, je,je,je... y pasé a mayores...

Odio ir de compras, no me gusta el gentío masificado, ni perder el tiempo buscando, comparando precios, entre otras cosas, por qué la economía no da para mucho.

Me paré en seco, y observé. Soy curiosa ya lo sabéis, mucho.
Observar en una fuente de saber y de inspiración al igual que escuchar. Creo que estuve más tiempo del que a mi me pareció. Se me acercó una dependiente y con cara de no muchos amigos, preguntó: "¿Puedo ayudarla?" la sonreí y sin más, le dije: "No, gracias. Tengo claro lo que quiero, es que me paré un poco a observar", la chica miró hacia los estantes de lo sujetadores y me devolvió la sonrisa... Creo me había entendido.

No pude evitarlo, no me sentía rara, pero si distinta, colores, formas, rellenos, cortas, largas, tangas, transparencias, encajes, infinidad... y casi todas las mujeres buscaban lo mismo, yo......

Elegancia, sensualidad subordinada a comodidad. Yo no busco tener más busto, ni más alto, no busco un efecto faja, soy lo que soy, como soy. A quien no le guste que no me mire, y quien me quiera que lo haga por como soy, no por lo que parezca.

Después de pagar mis prendas intimas, me encaminé hacia la calle principal, adornos que ya brillaban, niños pidiendo limosna, muchachas casi niñas enseñando más de lo necesario y un sin fin de historias que se viven en cualquier ciudad.

El bolso agarrado, carteristas muchos, si observas, les reconoces rápido. Y ellas, en algunas esquinas, en las puertas de algunos bares, la vida, sin más.

Caminé en principio sin rumbo, con la mente en blanco, entrañándome en los ecos de la gran ciudad, deseando por momentos llegar a algún lugar tranquilo.

La mente incluso en estos momentos sueña, y pensé, por qué no, y si me topo contigo, por aquí... ¡tamaña tontería!

Tuve que pararme, mis pies doloridos no podían dar un paso más, encerrados en esos botines, tormento.....

Y miré el móvil, no llevo reloj, hace mucho tiempo que decidí quitármelo, vivir a contrarreloj dentro del caos de las prisas ( y por qué después de muchos años aprendí con la luz del día a intuir la hora que era).

Recordé aquella pequeña cafetería un par de calles más abajo, donde ocasionalmente tomaba café con alguna amiga/o .......

Y por esas casualidades de la vida, cuando estaba sentada, esperando que el café se enfriará un poco, me gusta pedirlo muy caliente, para dejar pasar el tiempo soñando o escribiendo, y en ello estaba cuando alguien se sentó a mi vera.

Cogió sin permiso mi libreta, algo que me disgusta tremendamente, ¡no! es broma, casi nada me hace enfadar.... para que.

Era mi ex-marido, un café rápido, una charla corta, unas risas tontas y de vuelta a casa.

¡Qué suerte! Me llevó en coche, mis pies lo agradecieron y la bañera me recibió sensualmente con una burbujeante, relajante, sesión de sales con olor azahar y jazmín que hicieron del resto de la tarde una delicia.

Parodias de la vida sin más........

Marijose, esa soy yo.......



















Poemario "Sueños de Hoy" a la venta en Amazon. Donde volver a ser pequeños

Poemario.- Añoranza.....